COMPETENCIAS INSTITUCIONALES

Colegio Mistral

A. COMPETENCIAS DISCIPLINARES

Comunicación lingüística

Se refiere a la utilización del lenguaje como instrumento tanto de comunicación oral, lectura y escritura, como de aprendizaje y regulación de conductas de socialización. También permite desarrollar y utilizar con criterio productos o sistemas tecnológicos aplicando, de manera metódica y eficaz, saberes técnicos.
El aporte de la competencia de comprensión lectora es fundamental, ya que se instala como una herramienta necesaria para el desarrollo de otras competencias y, por ende, para el desarrollo personal y social de los individuos. La Competencia Lingüística le permite acceder a los aspectos semánticos y sintácticos de la lengua, es decir, la designación y la forma de construcción de los significados.

Resolución de problemas

Se entiende a partir de un Saber y un Saber Hacer, propio del conocimiento disciplinario, necesario para la comprensión de la realidad y, fundamentalmente, para enfrentar y resolver variadas situaciones en diversos contextos incluyendo, con criterio, productos o sistemas tecnológicos aplicando, de manera metódica y eficaz, saberes técnicos. Es así como la Resolución de Problemas puede ir desde el enfrentar y resolver problemas muy explícitos y directos hasta comparar y evaluar diferentes estrategias de resolución. En este contexto, el OFT/OT de desarrollo del pensamiento la establece como una competencia que debe ser relevada a lo largo de la Trayectoria Educativa de los estudiantes, en la cual se debe intencionar que los estudiantes sean capaces de desarrollar y profundizar las habilidades relacionadas.

Social y Cívica

Se define a partir de los siguientes aspectos:
›› Conocimiento y comprensión de la realidad social del mundo en que se vive y ejerce la ciudadanía democrática, incorporando formas de comportamiento individual que capacitan a las personas para convivir en una sociedad cada vez más plural, relacionarse con los demás, cooperar, comprometerse y afrontar los conflictos.
›› Habilidades para participar plenamente en la vida cívica en los aspectos más fundamentales del ciudadano contemporáneo, como es la participación política, social y económica.
›› Valoración de la pluralidad, diversidad y la participación del otro como elemento clave de la convivencia democrática en la vida moderna y el mundo permite desarrollar y utilizar con criterio productos o sistemas tecnológicos aplicando, de manera metódica y eficaz, saberes técnicos.

Científica y tecnológica

Posibilita un acercamiento riguroso al conocimiento a partir de la indagación y contribuye también a que el estudiante tome conciencia de sus acciones y sea proactivo en su contribución a la sostenibilidad ambiental y social. Además, capacita al estudiante para dialogar en el lenguaje de las ciencias con otras comunidades científicas y colaborar en la solución de los acuciantes problemas de la humanidad. La competencia científica y tecnológica implica habilidades de indagación, actitud analítica, comprensión profunda de leyes, conceptos y de la naturaleza de la ciencia, por lo que requiere del desarrollo de la competencia comunicativa; del pensamiento lógico, creativo y crítico; de la ética y ciudadana y de resolución de problemas. Sirve de herramienta fundamental para el desarrollo de la competencia ambiental y de la salud en lo referente a la apropiación de conceptos, procedimientos y actitudes en el cuidado de la salud física y la calidad de vida de las personas y con el ámbito de la protección del medio ambiente y los recursos naturales.

Motriz y artística

El trabajo sistemático de las habilidades motrices contribuye al desarrollo y el perfeccionamiento de las destrezas coordinativas. Estas les darán a los estudiantes la posibilidad de enfrentar de forma adecuada y prolija distintas situaciones de la vida diaria. La práctica de actividad física y ejercicio representan variables fundamentales para el desarrollo óptimo de procesos cognitivos, como los mecanismos perceptivos, la resolución de problemas y la memoria. Por otra parte la competencia artística desarrolla en los estudiantes una mirada estética frente a la naturaleza, las artes, otras manifestaciones culturales, y trabajos y proyectos artísticos personales. Asimismo, que expresen y creen trabajos y proyectos integrando diferentes medios (la tecnología) y lenguajes artísticos; y, por último, diseñen, gestionen e implementen instancias de difusión a la comunidad que aporten a su desarrollo estético y cultural.



b. COMETENCIAS TRANSVERSALES

1. Competencia para aprender a aprender y para pensar :

Disponer de los hábitos de estudio y de trabajo, de las estrategias de aprendizaje y del pensamiento riguroso, movilizando y transfiriendo lo aprendido a otros contextos y situaciones, para poder organizar de forma autónoma el propio aprendizaje.

2. Competencia para convivir:

Participar con criterios de reciprocidad en las distintas situaciones interpersonales, grupales y comunitarias, reconociendo en la otra persona los mismos derechos y deberes que se reconocen para uno mismo, para contribuir tanto al bien personal como al bien común.

3. Competencia para la iniciativa y el espíritu emprendedor :

El espíritu emprendedor está estrechamente ligado a la iniciativa y a la acción. Las personas dotadas de espíritu emprendedor poseen la capacidad de innovar; tienen voluntad de probar cosas nuevas o hacerlas de manera diferente. El espíritu emprendedor supone querer desarrollar capacidades de cambio, experimentar con las ideas propias y reaccionar con mayor apertura y flexibilidad. El espíritu emprendedor presenta una doble faceta. Por un lado, el espíritu emprendedor supone saber lanzar nuevos proyectos con autonomía, capacidad de asumir riesgo, con responsabilidad, con intuición, con capacidad de proyección al exterior y con capacidad de reaccionar y resolver los problemas. Por otro lado, también supone saber llevar a cabo proyectos de otros con el mismo espíritu de innovación, responsabilidad y autonomía. Educar el espíritu emprendedor exige formar a los alumnos en la responsabilidad, el compromiso, el esfuerzo, la dedicación, la perseverancia y el espíritu de trabajo.

4. Competencia para aprender a ser:

Reflexionar sobre los propios sentimientos, pensamientos y acciones que se producen en los distintos ámbitos y situaciones de la vida, reforzándolos o ajustándolos, de acuerdo con la valoración sobre los mismos, para así orientarse, mediante la mejora continua, hacia la autorrealización de la persona en todas sus dimensiones.